Translate

miércoles, mayo 11

MACHACANDO ALMENDRAS

 






Un golpe de martillo machaca las almendras

después crece el silencio de la sencilla casa;

el sueño planifica y el recuerdo repasa

son impactos y anhelos que en ilusión engendras. 


Se amontonan las vainas cual si fueran ideas

y al separar el fruto de la cáscara rota

se interpone otra maña tan lejana y remota

que se rasga en el aire la imagen que deseas.

En todas esas cosas que pasan por tu mente

mientras las manos bregan su activa vehemencia

crea música el tacto, como una consecuencia

que acelera su ritmo en la almendra siguiente…

 

algo maravilloso sucede en la frecuencia

es lo que se separa, que a la sazón se siente.

 

©Julie Sopetrán


6 comentarios:

  1. Me ha encantado prima, porque yo parto muchas almendras en el pueblo de Miguel. Un abrazo👐

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que te identificaste... con ese momento del martillo y la almendra... Mucho trabajo. Gracias. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Me ha traído muchos buenos recuerdos. Eres grande. Un abrazo. May

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, May. En casa formábamos corro machacando almendras. Y no dudo que te trajo muchos recuerdos. Son las labores del campo, casi ya olvidadas. Mi abrazo.

      Eliminar
  3. Muy bonito Julie y que deliciosas son las almendras. Un gusto leerte. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sandra. Agradezco tu lectura.
      Mi abrazo y cariño.

      Eliminar