Translate

jueves, septiembre 21

MARIPOSA

 


 

La luz está en las flores del ocaso

atracción luminosa que se apega

al aura indivisible de tu paso…

Voy siguiendo la huella que me ciega

hasta ser mariposa en tu regazo

desde la primavera hasta la siega…

Carboncillo que vuela como un lazo

quemándose al azar del movimiento

trastocando los aires de su trazo…

Luminaria encendida en el aliento

que purifica el alma por el arte

de volar y volar a contraviento…

Mariposa es el beso que reparte

tic tac de corazón, vaivén de llama

un juego recreado para amarte… 

Suspiro volador de quien te ama

o vuelo hecho suspiro sobre el fuego

del ardor de la noche que se inflama… 

Vienes hasta mi boca y te vas luego

pasando por las cosas sin mirarme

y vuelves a fundirme en desapegos…

Tu danza me seduce hasta adentrarme

en el gesto sutil que arma el derroche

y puedo entre ademanes alejarme…

En mis flores no busques el reproche

la alegría me impide la censura

y eres la vida misma de mi noche…

Brego espacios soñando la ternura

y me olvido del cuerpo, te persigo

quiero atrapar al vuelo lo que dura

y transcender Amor en lo que sigo.                                                               


©Julie Sopetrán
                                                


domingo, septiembre 17

ARRULLOS

 


Anochecía
Las nubes envolvían la acacia
las aves dialogaban sueños
la lluvia amenazaba

 el arrullo de dos tórtolas
se fue perdiendo entre las sombras
que estrenaba la noche
en mi ventana 

quise entender su idioma
traducir su reclamo
saber lo que decía
el temblor de su canto… 

…ya era noche cerrada
escuchando zureos
los sueños me arroparon
y así quedé dormida
atrapada en los ecos
del canto de dos aves.

©Julie Sopetrán


viernes, septiembre 1

ESA BARCA

 


En la ternura encuentro lo que me hace soñar
fantasía en latido que alegra el corazón,
es la gracia divina que expresa la emoción
de saber que he nacido para poder amar.

Y soy esa palabra que revuela en tu mar
gaviota que transita por cielos de ilusión
las letras ya son barcas y las olas canción
escrita sobre el agua donde puedo cantar.

El juego, la acrobacia ¿Son espejos del llanto?
El mar es la sonrisa de esa fuerza que tensa
No sé si son cantares ecos del desencanto
o son palabras hechas para mi autodefensa.

¡Vivir! es la palabra que siempre quiero tanto
la barca que entre espumas, me alegra y recompensa.

 ©Julie Sopetrán

jueves, agosto 17

NI MÁS NI MENOS


 (Desde la conjunción copulativa)

Ni para vino tiene la pobre de la esquina
y ni pincha ni corta su vida inalterable;
ni por asomo, nadie, le deja una propina
y ni por esas, muestra, su gesto más amable.

Y ni unos ni otros saben, ni sospechan su vida
y ni qué decir tiene que fuera un qué sé yo…
Porque no soy de piedra, le dejo mi comida
y ni que fuera muda, ni las gracias me dio.

No es ni mucho ni menos, ni que fueran patatas
era un pollito asado de fino comedor;
ni mirarlo siquiera, ¿mi compra era barata?
Cual si hablara con sordos, se me encogió el amor.

Que ni por un momento pensé que la ofendía
ni sé cómo la pena se apoderó de mí;
ni un ápice de nada, todo es melancolía
ni fu ni fa la pobre dijo ni no ni sí…

Ni caliente ni frío, ni pude hacer más nada
que dejarle mi pollo templado allí en el suelo;
me fui, la calle oscura, ni tú ni ta, cansada
me acurruqué en las sombras para mirar al cielo.

Me equivoqué de calle, volví sobre mis huellas
ni un gato, ni un cometa, ni un tantito de gesto,
regresé por su lado, pude ver una estrella…
Y de aquel pollo asado, no quedaba ni resto.

©Julie Sopetrán

sábado, agosto 12

UN SOLO PARA TI

 


 Hoy que no estoy contigo quiero estar a tu lado,

ayer que estabas cerca no supe retenerte,

¿qué podría yo ahora dar por volver a verte

si la puerta del tiempo de golpe se ha cerrado?

Regreso a tu mirada. Me llevo lo pasado:

silencio del suspiro por no saber quererte

tan humano, tan niño, como la misma muerte

que nos sima en la duda de lo que no hemos dado.

Hoy estaré contigo más lejos y más cerca.

besaré tus cabellos, admiraré tu gracia

y todas las sonrisas abrirán los arcanos.

Te veré en el espejo del agua de mi alberca,

hundiré para siempre la sombra que te espacia

y guardaré en silencio las luces de tus manos.                          

 

Julie Sopetrán


De mi libro: EL TIEMPO HABITADO
Premio Internacional Letras de Oro 1997
North-South Center – University of Miami

 


viernes, julio 28

EN EL JARDÍN


 

 

Alejada del tiempo entre las plantas

que no tienen reloj ni van deprisa;

rimé el color y analicé la brisa

y así perdí las horas, no sé cuántas.

En esa sensación la emoción canta

disfruta en soledad lo que divisa;

es la imagen divina que improvisa

como un eco invisible en la garganta.

Planté versos junto al rosal del viento

 percibí mi jardín
, emocionada

sintiendo la palabra en movimiento.
 

Es el fuego donde me siento amada

o el amor del ensueño y del intento

donde le brotan alas a mi azada.

 

©Julie Sopetrán


sábado, julio 15

LAS MENTIRAS


Dibujo de Tatyana Markovtsev

 

Humanos siembran las iras
crean sombras 
con mentiras. 

Fingen ser panal de miel
con palabras ostentosas
son espinas y no rosas
que se clavan en la piel
y queriendo ser panel
son arpías peligrosas.

Humanos siembran las iras
crean piaras
de mentiras.

Y somos los engañados
que muy callados seguimos
esos caminos mal dados.
¿Importa lo que sentimos
si la Verdad se ha olvidado
y no somos lo que fuimos?
 

Humanos crecen las iras
de las mentiras.
 

©Julie Sopetrán 

viernes, julio 7

BÚSQUEDA

 


Dibujo de Elisa Lattke - Su blog: https://lacharcadeelisa.blogspot.com/?m=0


Es la luz de la tarde la que busco

el rayo que penetra

las hojas secas de las zarzas

que llenan de dulzor la seca tierra.

Busco la dimensión de los colores

desordenados de la tarde

visos de pensamientos vagabundos

que matizan ideas

y se mueven al paso de las aves.

Busco nubes que lluevan

y acaricien las hojas

de los árboles

y eliminen el sudor polvoriento

que seca mi paisaje…

Busco un soplo divino

que purifique el aire.

Busco, busco palabras

que dulcifiquen el silencio

y le den vida al son

de las verdades.
 

©Julie Sopetrán


jueves, junio 29

DANZA DE LOS VIEJITOS (México)

 

Danza de los viejitos en Pátzcuaro (México)  Foto: Julie Sopetrán


¿Quién se olvida del espejo?

El viejo.

Cuando trastoca el revés

 sólo es…

¿Y a quién le da su cariño?

 Al niño.

 Que detrás del desaliño,

dejadez y desengaño;

yo sé, por mis propios años

 que el viejo, sólo es un niño.

 

©Julie Sopetrán


sábado, junio 10

A LUZ CASAL

 


Te prometí un poema

aquella noche escuchando tu voz

tu palabra sonaba en el aliento

textura repartida por mi cuerpo en grave

agudo tacto de vivencias...

Tu voz se fue elevando como un trueno

toda esencia

alarido de versos

sensaciones

clamor de llanto y risa en alborada

eran mil ecos resonando

suavizados

en el tamiz del canto,

era lo estentóreo

que transmite caricia

a los silencios.

Suben, bajan tus alas

como la voz del ave en la tormenta

bohemio el vuelo

cuando relampaguea a media voz

tu nube que descarga

aguaviento al compás de esa dicción salvaje

tesitura extendida

a ritmo del suspiro

que nace al escucharte…

Movimiento de luces que se agrandan

son onomatopeyas de tus luces

y es tu voz

fonética sagrada

sonoridad que descifra ternuras

en el alma

 

Te prometí un poema

aquella noche

y no importa el lugar

siempre eres hoy

y es ahora el placer

de volver a escucharte.

 

©Julie Sopetrán


martes, mayo 30

ESA LUZ...

 


¿Quién de la noche se salva?

El alba.

¿Qué se advierte en su quietud?

La luz

Cuando un poeta la mira

Se Inspira…

 

Porque al mirarla transpira

el brillo del universo,

para dejar en el verso

un alba de luz que inspira.

 

©Julie Sopetrán





lunes, mayo 15

MAYO

 


Mayo, todo belleza y todo fuego
la luz se despereza en cada rosa;
como si fuera abeja o mariposa
extasiándose en néctares de espliego.

Luz que toda eres mar donde navego
hasta el faro lejano, donde airosa,
la palabra se vuelve caprichosa
y todo el pensamiento es andariego.

Mayo, entre mil colores florecido
en paredes de aroma recostado,
y en sillones de gracia adormecido.

Todo sueño se eleva consumado
nada importa después de haber vivido
en un mundo de flores consagrado.

Julie Sopetrán

 


lunes, abril 10

LUCIÉRNAGAS

 


Yo voy por esos mundos que no tienen salida
son mundos que me llevan al paso de las cosas;
me duelen los momentos cuando en ellos no hay rosas
y el temor a la muerte me deja mal herida.

A veces me detengo, confusa, arrepentida
quiero volver al óvulo sin rutas sinuosas;
separar las esencias y ver las luminosas
luciérnagas del alma, transportando la vida.

Me paro en la distancia que separa los mundos
me persiguen los dioses y me llaman las musas
hago caso a los seres de los mares profundos
y llegan a mi esencia razones inconclusas.

Voy buscando salidas por los soles fecundos
en los lados opuestos de las hipotenusas.

©Julie Sopetrán

Queridos amigos:

Gracias por vuestros comentarios. Estaré un mes ausente. De viaje.
Presentaré en Colombia el próximo libro, Segundo de Jardín de 
Cirios y Ofrendas, Día de Muertos en México. A todos gracias por 
seguir mi poesía. Mi abrazo.

  

domingo, abril 2

ANTE ESA CORONA DE ESPINAS












Si pudiera quitarte las espinas
con mis manos humanas y terrenas;
si pudiera mi fe sobre las hienas
plantar montes de jaras y de encinas… 

Buscaría en el mar o entre las minas
donde el oro florece sin cadenas;
y podría robar las cosas buenas
que a través de la luz se hacen divinas.

¡Con qué manos pondría en tu cabeza
esa saliva dulce como ungüento
que aliviara el dolor de tu desgarro!

No sé si es tuya o mía la tristeza
pero el dolor que sientes yo lo siento
como siente la tierra el sol y el barro.

©Julie Sopetrán 


 


sábado, marzo 18

PÉTALOS


























En ese alboroto
de los copos
blancos
parece que nieva
el aire
pero son las huellas
de la primavera
que imprime
el almendro
en el aliento
de mis pasos.

Julie Sopetrán

martes, febrero 28

SEQUEDAD

 

Foto de Namibia - Desierto y arena
 

Libre, como una flecha

lanzada desde el viento,

desde el arco de oro

 de Diana hacia el sueño,

sin tiempo ni atadura,

toda siempre del alba,

recreando castillos

sobre mares egeos…

 

…diminuta nereida

mi alma peregrina,

temblando en la guadaña

del artero Saturno,

toda medida en tiempo

por tiempo devorada,

vagabundos mis pasos

voy por mundos ajenos.

 

Y todo es tiempo en todo

un tiempo de la nada.

Disuelto el pie en arena

El viento arrastra plumas

Las olas son el sueño

de lo que no se acaba.

 

Saturno hiere el aire:

movimiento de espumas.

 Son minutos sagrados

de un paisaje que llora.

La escasez de la lluvia

me seca las entrañas.

 

©Julie Sopetrán 


lunes, febrero 20

Y TERMINA EL CARNAVAL

 







Mascaritas del bullicio
la sardina es enterrada;
y nace otra madrugada
sometida a mejor juicio.

Payasos, murgas y vicios
transformaron la mirada
y la burla fue escuchada
completando el artificio.

El pelele, el maquillaje,
la máscara y la piñata,
todo sometido al traje
de diversión inmediata.

Y no se sabe quien mata
la emoción del personaje.


©Julie Sopetrán


https://eltiempohabitado.blog/infantil-el-carnaval-de-carmen/

 

sábado, febrero 11

VIENTO Y VELETA

 










Risa, rosa,

claroscuro intuyendo amaneceres

razones que deslumbran

promesas por cumplir

nubes de terciopelo en alborada

la media luz

o la ternura virgen

del primer suspiro…

Es la desesperanza

en transito de paisajes heridos

un clarear sin fondo de infinito

en la caminería del silencio

o en el gesto indiferente del olvido

en la tristeza…

Puede ser todo o nada

 
según responda el viento en la veleta,

 todo es ajeno

 cuando el Amor no existe.

©Julie Sopetrán

miércoles, enero 25

Y ACASO LA DISTANCIA...


 










Acaso estás tan cerca que hasta podría verte

como veo en el cielo  resplandores del rayo,

pero no te lo creas porque estamos muy lejos

y se quedan palabras entre las nubes rosas.

 

Pero sí, sí, te he visto pasaste por mi lado

eras como la sombra tropezando en el sueño

y querías morirte de Amor, de Poesía...

 

…de silencios que tiemblan como si fueran olas

rompiendo acantilados o deshaciendo el nudo

de las redes marinas, que nos dejaron libres

para estar cerca y lejos de todas las espumas.

 

                                         ©Julie Sopetrán