Translate

martes, septiembre 15

ANTIPOEMA



Allí en lo más hondo del mar
juegan, las manos
con el humo
de todos los cadáveres
quemados entre las algas
ellos, ya no pueden juzgarnos
sigue
sigue cortando la noche con los labios
hasta que tu ojo se funda con el tiempo
y la mirada sea ola
y el beso destruya los monstruos
que acechan el silencio
quieren beberse nuestra sangre
galopa tus caballos por los fondos marinos
y atraviesa el espejo como Alicia
ese que da a los páramos abiertos
allí donde no hay puertas
y las esquinas tienen alas
y el polvo se ha petrificado
entre las piedras que ríen versos
de tus manos ya libres
mira la nieve,  el sol de madrugada
los muertos ya se han ido
y las trampas son para las liebres
que corren nuestro sueño
entre los tulipanes
de ese jardín perdido
mira como los rayos mueven
los dedos de tus manos
juguemos a las luces
del poema
para que no se pierdan
esos números ocultos
de la música.

©Julie Sopetrán

sábado, agosto 29

FLOR DE SILENCIO




FLOR DE SILENCIO

Octava rima


Es una flor que muere en el olvido
y nadie escucha el eco de su llanto
porque queda el silencio consumido...
Sólo la luna, la convierte en canto.
Es la canción que ensalza lo vivido
y cubre la mañana con su manto
de silenciosa música divina
que a la par me consuela y reanima.

©Julie Sopetrán


lunes, agosto 17

A LA SAZÓN DEL VIENTO




A LA SAZÓN DEL VIENTO

Me duele tu tristeza, tu dolor me contagia
y aunque no me lo digas a solas te presiento;
mis sueños se deshacen en la flor de tu aliento:
pajarillo salvaje que canta la nostalgia.

Su canto es como un réquiem que todo lo presagia
revuela en esa fibra del puro sentimiento
que pena y llora a solas, a la sazón del viento
entre los aguaceros que transitan la magia.
                                                  

La lluvia en nuestros ojos cala el valle fecundo
retornamos al hueco de la insondable cueva:
paraísos, desiertos, en locura de mundos...

La congoja es el eco que más lejos nos lleva
nos pierde en las alturas, nos hunde en lo profundo:
es el dolor de Adán... y la tristeza de Eva.

©Julie Sopetrán

miércoles, julio 29

NADA ES IGUAL...





Como cuando era niña
jugando con mis cosas
retorno a ser la misma
el tiempo es nada
un círculo de instantes
un puñado de rosas
encima de la mesa
marchitadas...

Como cuando era niña
palpita el Universo
en la infinita luz
de tu mirada
y en los pétalos secos
con sus colores pálidos
aún percibo el olor
de las palabras...

Como cuando era niña
juguetes de la risa
en las transformaciones
sueños del alma
todo revuela al paso
vaivén de mariposa
en el dulce silencio
que es morada...

Como cuando era niña
jugando a ser mujer
estrenando esas horas
que no pasan
laberinto en el centro
de las ambigüedades...
donde estaba la niña
ya no hay nada.

©Julie Sopetrán




domingo, julio 5

AL ALBA







¿Quién de la noche se salva?
          El alba.
¿Qué se advierte en su quietud?
          La luz
Cuando un poeta la mira
          Se Inspira…

Porque al mirarla transpira
el brillo del universo,
para dejar en el verso
un alba de luz que inspira.


©Julie Sopetrán

viernes, junio 26

COPIA






Copia la mosca el vuelo de la abeja
copia la nube de la blanca nieve
y copia el fuego al Sol
y el agua al viento y las horas al tiempo
y las palabras copian de los muertos
y los colores copian de las flores
y copia la amapola de la sangre
y el picaflor del ruiseñor la forma,
los pinos de los cedros,
los sueños de las aves,
las mariposas copian
el danzar de las olas
y copia el arroyuelo de las venas
y el llanto copia al llanto de los mares.
Copian las azucenas la pureza
y las rosas el rubro de la tarde,
copian el Poeta y el Pintor
y el Alfarero el Arte.
Copia un verbo a otro verbo.
una mano a otra mano,
un aliento a otro aliento
y copia el beso a la llama cuando arde.
Copia el paso del ritmo,
las voces del sonido,
la risa de los pájaros,
copia la muerte al árido esqueleto
y es un plagio de Sol la margarita
y una reproducción de cielo el mar.
Mi cuerpo es la barquilla
o el arado romano
arrinconado en el barroso surco.
Es réplica el amor de la alegría,
de ocaso y flor la tarde es testimonio.
Lluvia, lágrima y tragaluz en calco
son copia del dolor.
Todo es copia: hasta el Alma
que pareciera liberada en forma
y oculta en fantasía.
Ella es copia sagrada
y aún más, fotografía,
de esa Suprema Luz que nos hermana
en tiempo, espacio y vida. 
  
©Julie Sopetrán

De mi libro: Silvas de mi selva en ocaso


lunes, junio 15

HOY ES ALLÍ (Semitonos)




Hoy palpita perfumes
el corazón del aire

recuerdos que se pierden
palabras que se olvidan
emociones que arden
entre sueños que vuelan
bajo el árbol

Hoy todo está en silencio
menos la poesía
donde ensayan las horas
dulces tonalidades
delasolré

Inicio de nostalgias
o el comienzo de las ilusiones
un eco entre dos tonos: me fa si do
o la supervivencia del suspiro
entonando el amor.

Allí, desde el murmullo de la fuente
las golondrinas cantan

Y en un descuido de la inadvertencia
las musas hablan.


 ©Julie Sopetrán

jueves, junio 4

DESEO













Soy tierra emocionada y sin frontera
que le viene la vida muy lejana;
perdida identidad y sin mañana
que se siente por dentro una extranjera.

Hoy se me cae el alma en escalera
y está el cielo tan gris que se desgrana;
sin tu tacto me puede la desgana
sin tus besos no tengo primavera.

La planta desenfunda su milano
y aunque habito en fervores de constancia
se apoderan de mi los desagravios

Luces juegan compases de un piano
son rayos de la lluvia en la distancia
deseo que hace nido entre los labios.

©Julie Sopetrán

Versos a medianoche. Poetas de Guadalajara -edición 2010

domingo, mayo 17

EN FASE 1




EN FASE 1

Me fui a pasear por el silencio
cuando las cañas del trigo
crecían
y sus espigas se balanceaban
al compás menor de la brisa
en los campos aún verdes
del atardecer...

Me senté en un ribazo
alguna amapola
me sonreía la mirada
percibí a la sazón
un tiempo cronométrico
del ayer
del ahora
que ya va siendo luego
y para entonces...


aquí, allí
siempre, nunca, jamás
y no,
ya no será lo mismo
respirar.


©Julie Sopetrán

jueves, abril 30

EL SILENCIO QUE SE INSTALÓ EN LAS CASAS DE UN PUEBLO VACÍO




Me gusta ver la noche
con la ventana abierta,
sentir el aire fresco del silencio
que pasa por la puerta
son los presentimientos de las cosas
parecidas a sueños...

Sueños que habitan, tantos
en las casas vacías
y en los hogares muertos.
Cuando miro hacia el cielo
me gusta ver la estrella que palpita.
Cuando bajo mis ojos a la calle
en las bombillas rotas
veo desmoronarse la pared
hecha de adobe y barro
Ya todo está apagado en la vejez
Sólo queda el suspiro.

Voy caminando sola
la gente se ha marchado
y en la plaza del pueblo ya no hay niños.
El llanto de las flores
en mis pasos son duelo
y el verde de las hojas
se ha teñido de negro...
son huellas ancestrales
que pronuncian desvelo.

Se oye la voz de un grillo
canturreando al árbol
al que fue un olmo hermoso
hoy leña en el ribazo.

Las voces del arroyo
perdidas entre juncos y carrizos
y revuelo de pájaros
Voces que balbucean al silencio
el eco del presagio
hundido el cementerio
con tumbas habitadas por el pánico:
sobresalto del tiempo...

Todo puedo escucharlo en el silencio
Piedras bajo el olivo
La fuente suspirando clamorosa
cual llanto del olvido.
Voy regresando a casa...
La ventana está abierta
las sombras de la noche están afuera
En un mechón de estrellas
refugio mi silencio
Alguien está conmigo...
Estoy despierta.

©Julie Sopetrán


miércoles, abril 22

REZO EN TUS OJOS

Encontré entre mis archivos este pequeño poema de mi autoría  que alguién publicó y ahora comparto.



jueves, abril 9

SONETO AL AMOR







Si pudiera quitarte las espinas
con mis manos humanas y terrenas;
si pudiera mi fe sobre las hienas
plantar montes de jaras y de encinas… 

Buscaría en el mar o entre las minas
donde el oro florece sin cadenas;
y podría robar las cosas buenas
que a través de la luz se hacen divinas.

¡Con qué manos pondría en tu cabeza
dulzor de mi  saliva cual ungüento
que aliviara el dolor de tu desgarro!

No sé si es tuya o mía la tristeza
pero el dolor que sientes lo presiento
como siente la tierra el sol y el barro.

©Julie Sopetrán

Escribí este soneto hace unos años. Aunque lo registré en la Propiedad Intelectual, ha sido plagiado varias veces. Siento pena por las personas que plagian, copian, sin mencionar autor, por eso no les he denunciado. Creo que el Amor es lo que debe motivarnos a escribir. Para mis amigos, hoy, en esta semana tan especial.

viernes, abril 3

PREMONICIÓN




Un día me amarás desde todos los huecos
y todas las distancias serán amaneceres
presencia de aleluyas, dimensiones profundas
y ese sabor a hogaza que se amasa en artesa.

Un día, cuando el horno se llene de emociones
y en la masa acaricies el mira bien del aire
te prendarás del oro cocido de los panes
y gustaremos juntos levadura y cantero.

Amasaremos toda la inquietud del encuentro
y en las noches sagradas de luna entre los chopos
sentiremos la tierra hasta prenderla fuego.

Un día, no habrá luna que ilumine el sembrado
y tú pondrás el alma en la cima más alta
y logrará la espiga dorarse entre tinieblas.


@Julie Sopetrán
De mi libro; Los cinceles del tacto (1985)

viernes, marzo 20

UN AVISO FUGAZ






Hoy he visto a Casandra
llorar en mi jardín
Me advierte que estoy sola
en un mundo de sombras.

Un día te levantas
sin poder decir nada
sabiendo que es tristeza
la flor de las palabras
que gritan al vacío
al ver pasar la bestia...

En la impotencia siento
herido el sentimiento
En el jardín sin gente
ya es la noche
el aire está viciado
veo caer la estrella...

La princesa troyana
desde un tiempo lejano
sonríe la advertencia:
lo que parece luz
es nada
Parpadea el misterio.

©Julie Sopetrán

miércoles, marzo 4

A MEDIA LUZ






Esta noche la luna
dibuja una sonrisa
entre los claroscuros
de un cielo sin estrellas


Esta noche no puedo
caminar entre sombras
un hálito de viento
suaviza los perfiles

Se derrama una luz
tan pálida y tan dulce
que las sombras se esconden
en los oscuros juncos

allí donde mis ojos
intuyen las tormentas
tan bajas y tan negras
como el desasosiego

Esta noche parece
que las palabras juegan
o son el movimiento
de nuevas sensaciones


que transitan el sueño
mientras la media luna
ilumina en tus labios
la ausencia de mis besos...



©Julie Sopetrán

jueves, febrero 27

EL ALMENDRO SE HA VESTIDO DE BLANCO




Cuando amas
el sueño es infinito
y cuidas el silencio
para escuchar
su voz...

Un aroma de espliego
entra por la ventana
y renueva el ensueño
que engendra
la belleza

Porque amas
la tierra te sonríe
y el almendro
se ha vestido
de blanco

El Amor es el alma
de la respiración
y vuela en el suspiro
y canta
en el misterio
de su voz...

Cuando amas
todo tu ser respira
lo que siente.

©Julie Sopetrán

jueves, febrero 13

EL BESO




¿Acercamiento fortuito?
Bonito...
¿Qué nos regala placer?
Querer
¿Cual es el gusto de amar?
Besar.

Y ya no puedo esperar
porque presiento tu boca
y aunque digan que estoy loca
bonito es querer besar.


©Julie Sopetrán

martes, enero 28

BRASA PERFUMADA




Algo que se deshace sin ser visto
como un deseo en danza perfumado;
me borra del futuro lo pasado
y desordena todo lo previsto.

Es fervor que seduce y no resisto
que se aleje si pasa por mi lado;
sólo con la pasión que me ha mirado
ya de aromas me envuelvo y me revisto.

Solitaria bondad que se deshace
o el rescoldo de un fuego desmedido
que deja su perfume entre la brasa.

Es fragancia de flor que muere y nace
o esencia de algún dios enloquecido
que derrocha pasión por donde pasa.

©Julie Sopetrán

jueves, enero 16

Y EL MAR LLORA






Cuando el mar llora
es porque algo se muere
y no puedo nombrar la proporción, el grado
o a ultranza de qué pena
se expande la tristeza.

Siento su lágrima en mi rostro
El viento también llora
Y la lluvia es salada
Y en la escarcha se impregna la espuma de las olas.

Algo, alguien, todo se está muriendo
a la orilla del río,
en la sombra del lago
y hasta se queja el fondo
de los manantiales...

A la playa llegan los pescados heridos
Y no puedo cruzar a la otra orilla...
Mi cuerpo flota, lo zarandea el agua
entre los plásticos...

©Julie Sopetrán

domingo, enero 5

LO INEXPLICABLE

























Yo sé que perteneces a mi jardín de sueños
eres lo inexplicable en el silencio
me ofreces la belleza
cual mensaje que guarda en la ilusión
dulces secretos
perfumes
que no mueren...

Creo en ti
porque no sabes que te nombro
en esta soledad
junto a la fuente
donde el aire, las piedras, el espacio
escuchan esa voz
que pertenece al alma
y juega con las aguas cristalinas del río.

Pronunciamos los números
que guarda el inconsciente
en la memoria
y significan luz de un mundo mágico...

...allí es donde te siento
mucho antes de nombrarte.

©Julie Sopetrán


miércoles, diciembre 18

EL ESTABLO PERDIDO



En un establo perdido
el Niño Dios ha nacido 

Otro niño en cualquier parte
pierde la vida en el agua
porque se hunde la piragua
que con sus padres comparte
Y así el miedo se reparte…
¿Quién grita lo sucedido? 
En un establo perdido
el Niño Dios ha nacido 

Ajeno a la circunstancias
más niños, padecen hambre
viven en una cochambre
sin disfrutar de la infancia
Parece una disonancia…
¿Y tú sabes si han comido? 
En el establo perdido
el Niño Dios ha nacido

Un tercero, sin zapatos
pordiosero y harapiento
mendiga con sufrimiento
soportando los maltratos
Resiste los malos ratos…
¿Quién sabe adónde se ha ido?
En un establo perdido
el Niño Dios ha nacido

El buey relame la paja
los niños pobres también
y todos van a Belén
para ofrecer su migaja
Y yo miro cabizbaja…
¿Tiene el dar tanto sentido?
Si el niño Dios ha nacido
¿Por qué todo se ha perdido?


©Julie Sopetrán 

A todos mis lectores, les deseo Feliz Navidad, con mucho cariño.

domingo, noviembre 24

EL CAMINO (Villancico)


EL CAMINO (Villancico)


Por donde no pasan coches
ni bicicletas ni tren;
encontré el mejor camino
para llegar a Belén.

Un camino de pastores
donde ha crecido la hierba;
es fácil que no te pierdas
porque en su vereda hay flores
En cortarlas no demores
ellas son el mejor bien
que has de llevar a Belén.

También hay piedras y zarzas
que se apropian del camino
y algún cardo clandestino
que pinchará tu bonanza,
pero ten más confianza
y vencerás el desdén
sin bicicletas ni tren...

Si se bifurca la vía
sin saber por donde ir
la cañada has de intuir
dejando la travesía
te colmará de alegría
esa luz de tu va y ven
que es la estrella de Belén.

Cuando subas una cuesta
o la cañada esté rota,
nunca sientas la derrota
porque tus pasos son meta
y a tu izquierda y tu derecha
no hay bicicletas ni tren
y estás llegando a Belén.

©Julie Sopetrán
Villancico 2019

viernes, noviembre 8

EQUIVALENCIA


Ilustración de Erik Desmaziéres

Yo nací en una jaula
y mi madre fue un pájaro,
cuando abría sus alas
me enseñaba
a sufrir los espacios…
…a contemplar las rejas
o a soñar con un árbol;
mi madre, era el pilar lleno de agua
donde sacié mis llantos
crecí, sentí con ella los extremos del centro
y en cada movimiento capté el Arte
la holgura de los pasos.
Un día abrió la puerta de la jaula
rompió los márgenes
y a media altura, imitando a Ícaro
así aprendí a volar.
©Julie Sopetrán
Este poema lo escribí gracias al reto de ESCRIBIR JUGANDO, blog de Lídia Castro. Os invito a leer y participar con micro relato o poema y no más de 100 palabras. 

miércoles, octubre 30

LA COLETA Y EL BIGOTES (Calaverita)




Foto: Mary J. Andrade
La Oferta
Co-Publisher & Editor




LA COLETAS Y EL BIGOTES

Para cantar a los muertos
han llegado al panteón,
ella se ha puesto un rebozo
azulito y de ocasión...
Él un poncho de colores
con sombrero de alas anchas;
y su guitarra que toca
todito lo que te plazca.
Lo hermoso de esta pareja
es el bigote y las trenzas;
mechones muy necesarios
para ensamblar las cabezas.
Van a cantarle a La Flaca
romanzas de su poblado;
que se ha quedado vacío
porque ella lo ha visitado.
Le solicitan que vuelva
y viva allí para siempre;
sola entre ruinas que un día
fue hogar de supervivientes.
Ojalá que las canciones
la espanten a esos lugares;
y los humanos podamos
caminar por otras calles.
Sin miedo a que nos arrase
esta Flaca tan mortuoria,
que te puede reducir
a siniestra ceremonia.
¡Ay! y por mucho que canten
Coletitas y Bigote,
el miedo no me lo quitan
aunque ella...
                       se vaya en coche.

©Julie Sopetrán