Translate

Powered By Blogger

lunes, octubre 18

MI MAR ES TIERRA

 

 

 

Pececillos de río
que son de mar,
los lleva la corriente
no vuelven más. 
 

Convergencia del agua
remanso el cielo,
los claveles del aire
queman espejos.

En terraplén de sueño
la tierra llora,
en el lago escondido
me quedo sola.

Agua y barro el silencio
de la chopera,
pececillos de río
mi mar es tierra.

©Julie Sopetrán


domingo, octubre 3

LIBROS PARA DÍA DE MUERTOS

 


MUERTE DE RISA, un libro para pasarlo bien. Editado por:

SALTO AL VEVERSO, lo puedes comprar en AMAZON, ya

mismo. Son Calaveritas literarias. Te garantizo que te vas a 

reir con La Pelona.






Pero si te quieres seguir riendo, no dejes de leer este otro

libro de CALACAS. Editado por SALTO AL REVERSO, lo

econtrarás en AMAZON. 

 





domingo, septiembre 26

SIEMBRA


 

Guardemos el aliento para luego

cuando vengan los versos

y con sus manos dulces

nos llenen de caricias

la piel de nuestro ensueño.

 

Escóndete en la risa de la luna creciente

que deambula por los cuerpos

enamórate…

de las pausas

y mira, mira al cielo

mientras sientes el tacto de la tierra

o el pulso en la asonancia

de los tiempos.

 

Guarda para la noche las caricias:

fragmentos de cadencias

que se esconden y vuelven

para formar el dístico.

 

Custodia las hipérboles

exagera la dicha en los acentos

que nos dure el placer hasta mañana

cuando el alba transcurra

por los surcos abiertos

 de nuestras emociones.

 

Con las nuevas semillas

 de ritmos y de verbos

crecerá nuestra música

y si algo se extraviara en las cadencias

ya no importa

nos quedan las palabras

 y los sueños...

©Julie Sopetrán

 


jueves, julio 8

CONTINUIDAD

 

                                                                        
                                                                       Foto: Julie Sopetrán                                                     

Veloz, como ese giro de la idea

o un cambio en la memoria de las cosas

o la torsión que altera los momentos

o el propicio sentir del tiempo en nuestra piel

o el deseo que detiene los caminos en nuestros cuerpos:

conjunto de partida, estreno, alegría de ser

sin límites...

X = 1

o la función continua del embeleso

de nuestras almas reconociéndose, palpando lo infinito.

Este juego de estar cerca y lejos de todo

esta saturación del yo por las esquinas

que de repente se tropieza contigo.

Tú, el amor, la continuidad de lo posible

el eco de los mundos, haciéndose escuchar en mi alma,

en la tuya, como el verso radiante en manos de su musa,

como música interpretando la luz o la dicha en nuestros tactos

o el fragmento del sueño, en esta velocidad subjetiva,

que es la conciencia que canta, la identidad que aflora...

la ruptura de la curva

X = C

La unión de dos rectas que se abrazan

en el posible tramo del primer contacto,

sí, prosigo la andadura ya sin parar la caricia interminable

porque me extiendo en el espacio

porque ya lo era todo y estabas en mí insistiendo encontrarme

en el enlace sagrado de los siglos

o en el juego que rompe las estrellas.

Y nada se repite en la constancia

aunque nos inventemos el camino.

Estoy escuchando a Schubert y ya estás a mi lado

es un proceso infinito de vivencias irrepetibles

que conserva el pudor de lo romántico.

La música es la consecuencia de algo perpetuo

son luces encontrándose en la mirada

es lo que permanece en el sabor oculto del beso

que expresa la frecuencia del ritmo en nuestro labios.

Nada es sin movimiento

necesitamos el camino

sin curvas

para guardar el equilibrio de la geometría

del cuadrado o del círculo.

Es la causalidad del arco iris

de tu alma a la mía

sin fronteras.

Arco Iris humano

eterno en nuestras músicas.

 

                            ©Julie Sopetrán

 

(De mi libro inédito: Las Cuatro Estaciones)                       


sábado, mayo 29

SOÑANDO HACIA ADENTRO

 


 

La luz dibuja la sombra

Morfeo, el sueño,

Tánatos, la muerte.

Soy un claroscuro en llamas.

Mi postura es incómoda,

me pesan los gnomos, me observan los caballos

y los ojos íncubos que se esconden

tras la húmeda piel de las tinieblas.

Soy el sueño que no recuerda nada

pero lo sabe todo de los monstruos.

Soy el melodrama que abarca los extremos.

Soy el morboso efecto nocturno de la sensualidad.

Soy la libertad de lo creado: el romanticismo puro.

Estoy muerta y a la vez vivo soñándote, Amor.

Soy la fantasía, la postura extraña,

la belleza morbosa, la calma, la angustia, el frenesí

o el sombreado ardiente, la lujuria en calma,

el espacio habitado, lo tridimensional,

el “Claro de Luna”

o el “Sueño de una noche de verano”.

Pero tal vez no, no soy música…

Soy “El sueño despierto” de Rossetti.

Me acurruco entre “Los Niños dormidos” de Rubens.

Formo parte de ese “Sueño de Amor” de Liszt

o el atormentado, de Fuseli.

No. No puedo. No debo desvelarme

porque tengo todo el derecho a soñar contigo, Amor.

A soñar el instante de ser Mujer y agonizar placeres

en esta mente de Fuseli.

Y no me asusta el demonio

porque transciendo en la mirada de lo interminable.

Porque me miro hacia adentro y sé que estás conmigo.

Soy la fantasía en tus labios

Soy lo que queda  de “Las mil y una noche”

y todavía trasciendo en la razón de “La vida es sueño”

-que disculpe Calderón mis maneras-

Pero no dejo de soñar el sueño, el día, la noche, su mirada,

la tuya, Amor, la de ellos, la que me cautiva

tan nuestra, siempre, siempre nuestra,

hacia adentro.

 

                                   ©Julie Sopetrán


jueves, mayo 13

CALACAS

 




 

 

 

 

  



Hola amigos:

El próximo sábado día 15 de Mayo, sábado,
Están invitados a la presentación de mi libro:
Calacas. Calaveritas Literarias.
Pueden asistir virtualmente a la 
dirección arriba indicada. Les espero.
En España será a la nueve de la tarde.
Muchas gracias. Saludos.

Julie Sopetrán


miércoles, abril 28

LA SIRENA HERIDA

 


Hay mares en mi cuerpo
llevándome a la orilla;
viejos acantilados
salpicados de espuma,
esponjas saturadas
secando su amargura
y una sirena al fondo
contemplando el paisaje.
Mientras voy navegando
se me ocurren los sueños,
los oasis de tierra,
los desiertos de agua
los inmensos amores,
las soledades dulces
y tantas, tantas veces
se me ocurren los sueños.
Son mares que me dejan
a la sazón vencida,
magullada de piedras
tiradas por el eco
de la falsa palabra,
del pasajero lazo
que se rompe, que chasca
hasta partir el aire
hasta sentir a trozos
la voz amartillada...
que me deja a la orilla
del mar y de la tierra.


Julie Sopetrán
De mi libro: Los cinceles del tacto.


lunes, abril 5

 


LLANTO

 

Detrás de cada paso
hay una incertidumbre
Es el éxodo extraño
de los nuevos sistemas
desmedida pletórica
del miedo...

Detrás de cada risa
hay un gesto macabro
el barro es funerario
y el amor es incierto.

Tambalean palabras
entre flores marchitas
y el río está llorando
bajo los olmos secos...

¡Ven Dios
toca la huella
sin rumbo de este tiempo!

Un oculto paisaje
desintegra lo viejo
y nos sume en el llanto
la impotencia
el silencio...


©Julie Sopetrán


domingo, marzo 21

LLANTO EN PRIMAVERA

 


Hoy estaban de luto las nubes de mi huerta
sus mantones brillaban igual que terciopelo;
nubarrones pasando cual mujeres en duelo
gimiendo su amargura por mi calle sin puerta.

Hubo un momento sacro que acaparó mi alerta
era una noche tensa sin estrella ni cielo:
se me enredó en el alma la puntilla y el velo
de todo ese misterio que sacude y despierta.

La angustia masticaba los pañuelos del llanto
respiraba el silencio su infinita amargura
y el relámpago al fondo me aliviaba el espanto.

El mundo estaba herido, podrido de basura
luto me cubre un viento que destiñe mi manto...
Llora la primavera sobre tanta locura.

 

 ©Julie Sopetrán

sábado, febrero 27

ME DESPERTÓ LA NOCHE

 Foto: Casey Horner

 

La noche aplaude el silencio
y el silencio se estremece;
en las flores del romero
una mariposa duerme.
Silencio de sueños dulces
reposados en perfumes;
en las palabras errantes
se desvanecen las nubes.
Insonora es la distancia
callada su sintonía;
parece que estás conmigo
pero todo es lejanía...
Escucho un ruido en el aire
es el eco, un ente suave
de la brisa, que es palabra
del lenguaje de tus mares.
Me sonríen las estrellas
tierra adentro, en el olvido
de esta noche silenciosa
donde quiero estar contigo.
La distancia: espacio abierto
donde caminan las horas;
ya ilumina la mañana
ese vaivén de tus olas...

...la noche me ha despertado
y no hay luz en mi ventana.

 

©Julie Sopetrán

sábado, febrero 6

CARICIA ILUMINADA

 


Se me para en la piel, luz milagrosa,

una caricia de infinito halago; 

revuelo de palomas sobre el lago

en limpio cristal verde que reposa.

Metido en cada poro pulsa y posa

un paso que me pasa suave y vago,

tal cual hechizo que prepara el mago

sacando en remolino rayo y rosa.

Dichoso todo el cuerpo en el contacto

de esa mano invisible que no duda

dejando en rededor su pulso exacto.

Es oreo dulce que me deja muda

y es mariposa reposada en tacto

sobre las auras de mi piel desnuda.

 

©Julie Sopetrán


lunes, enero 4

EL INSTANTE

 


                       Claude Monet

La intuición percibe
matices de la idea
los colores se filtran
en las identidades
a través de los ojos
los vínculos se agrandan
pertenecen al fuego
y son luces del aire
intermitencia pura
conectada al instante.


Saber que nada es cierto y que todo es verdad
que en la entidad del alma palpita el universo
y la palabra enciende el fuego del poema

Saber que el cuerpo es frágil y en el canto del pájaro
la poesía juega con la imaginación
Conocer el silencio donde habitan sonrisas
de las hadas que juegan a nuestro alrededor

Entender que la espiga multiplica el esfuerzo
bajo soles radiantes de un trabajo bien hecho
Observar la belleza de la hierba que crece
cual si fueran ideas de poderes ocultos
que en los ribazos dejan sus carcajadas libres…
las rudas, los cantuesos, los cardos, los hinojos
y las avenas locas moviéndose en la brisa
hilando en el conjunto el caos que las ordena

Presentir que estoy cerca de un latido más íntimo
que acorta la distancia del escondido anhelo
cuando gozo el deseo de tenerte en mis brazos
y me despeja el alba tu belleza en mi cielo…

Percibir el amor
es la noción que afirma
la dicha del instante.

 

©Julie Sopetrán

 


domingo, diciembre 20

OVILLEJO DE NAVIDAD

 


Dibujo de Tatyana Markovtsev

 

¿Qué implica fraternidad?  

Navidad.

¿Qué brilla en su latitud?

Mucha luz.

¿Y qué ofrece su fervor?

El Amor.

 

Diciembre es un sueño en flor

que recurre a la esperanza;

Al peso de su balanza

Navidad es Luz y Amor.

 

© Julie Sopetrán

Mis queridos amigos Lectores, a todos les deseo FELICES FIESTAS y que estos días estén llenos de prudencia, amor, fraternidad y mucha salud. Con cariño y agradecimiento por vuestras lecturas. Abrazos. 

domingo, diciembre 6

NIEVA EN LOS SUEÑOS Seguidillas

 

Los sueños son palabras
que se desdicen
y descongelan hielos
cuando las dices.
Está nevando
y juegan con mi alma
cristales blancos.

Porque hay muchas maneras
en la conducta
y cuando nieva el llanto
se desajusta.
¡Ay! Si pudiera
yo nevaría rosas
sobre las piedras.

Son nubes que retozan
por el misterio
y guardan sus tesoros
en el silencio
¡Blanco-azul-nieve
tus palabras no dicen
lo que me quieres! 

©Julie Sopetrán



sábado, noviembre 21

RAREZA DE BERILO

 




Torbellino de viento entre las faldas
Hoy parecen cristales los pesares
La joroba me cruza los andares
y la pena me dobla las espaldas.

Sobresalto de alarma en las pisadas
recelo en aprensiones circulares
que le ponen tristeza a mis cantares
verdes, como las piedras esmeraldas.

Y aunque siento recelo, sigo al paso
aquello que me inspiran las palabras
y en su verdad oculta yo me quedo...

Rareza de berilo en mi Parnaso
definición del verbo cuando labras
el estéril terruño de los miedos.

©Julie Sopetrán


lunes, noviembre 2

EN LAS NOTAS DE UN SAXO

 


Escuchaba en la sombra lo que acaso decías
pero no me llegaba tu música en el canto;
un saxo susurraba tan dulce melodía
que me robaba sueños por las calles del llanto.
Las manos interpretan lo que les dicta el alma
acordes que se aferran a la esencia dormida;
necesito silencio para escuchar la calma
que transmita al oído las notas de la vida.
El sonido no sabe de mi aguda torpeza
se adentra por mi cuerpo cual tinta de papiro
y deja en mis entrañas la luz de su belleza.
Enredaba la niebla cristales de zafiro
y esas notas perdidas que guarda la tristeza
se quedaban grabadas en el fugaz suspiro...

©Julie Sopetrán

domingo, octubre 25

EL PASTOR

 



https://lidiacastronavas.wordpress.com/2020/10/01/escribir-jugando-octubre-3/
 

Su bastón tiene un extremo curvo, sin él no podría seguir el camino, ni apoyarse para descansar, ni levantarlo para indicar a los perros la vigilancia de las más descarriadas ovejas. Tampoco hubiera podido poner orden en su rebaño, ni transitar las cañadas o atravesar barbechos en busca de agua y pastos. Sin su vara, Jesús, no sería pastor. Pero hoy está triste, se le caen las lágrimas al suelo, mientras escucha el canto de los pájaros sentado bajo un árbol. Su padre ha vendido el rebaño. No es rentable. Hoy es su último día de pastoreo.

(99 palabras sin el título)

Julie Sopetrán

-Con este pequeño micro, participo este mes de Octubre en Escribir Jugando. Animo a mis lectores a que participen en próximos meses.

https://lidiacastronavas.wordpress.com/2020/10/01/escribir-jugando-octubre-3/

viernes, octubre 16

LA COLETAS Y EL BIGOTES (Calaverita)

 



Foto: Mary J. Andrade

Para cantar a los muertos
han llegado al panteón,
ella se ha puesto un rebozo
azulito y de ocasión...
Él un poncho de colores
con sombrero de alas anchas;
y su guitarra que toca
todito lo que te plazca.
Lo hermoso de esta pareja
es el bigote y las trenzas;
mechones muy necesarios
para ensamblar las cabezas.
Van a cantarle a La Flaca
romanzas de su poblado;
que se ha quedado vacío
porque ella lo ha visitado.
Le solicitan que vuelva
y viva allí para siempre;
sola entre ruinas que un día
fue hogar de supervivientes.
Ojalá que las canciones
la espanten a esos lugares;
y los humanos podamos
caminar por otras calles.
Sin miedo a que nos arrase
esta Flaca tan mortuoria,
que te puede reducir
a siniestra ceremonia.
¡Ay! que por mucho que canten
Coletitas y Bigote,
el miedo no me lo quitan
ni de día, ni de noche.

©Julie Sopetrán

 https://www.dayofthedead.com/about-mary-andrade/

http://magiasdemexico-julie.blogspot.com/


jueves, octubre 1

UN PASEO DE OTOÑO

 


El silencio hace sendero
entre las hojas caídas de los chopos
Escucho mis pasos. Casi llueve
o es la niebla que cruza hacia el arroyo

Las piedras del camino lloran
son los hitos que definen los límites
Respiro hondo
Huele a tierra mojada
Un alboroto de grullas dibuja tiempos
van hacia el sur sus vuelos, obedecen al clima
dejando su gruir en el aire…

Todo y nadie en la senda:
las hojas, la leña caída, el corzo
que se aleja asustado…
Y parece que no hubiera más nada
que el silencio.

Mis pasos… corroboran la paz
de las ausencias.

 

©Julie Sopetrán

martes, septiembre 15

ANTIPOEMA



Allí en lo más hondo del mar
juegan, las manos
con el humo
de todos los cadáveres
quemados entre las algas
ellos, ya no pueden juzgarnos
sigue
sigue cortando la noche con los labios
hasta que tu ojo se funda con el tiempo
y la mirada sea ola
y el beso destruya los monstruos
que acechan el silencio
quieren beberse nuestra sangre
galopa tus caballos por los fondos marinos
y atraviesa el espejo como Alicia
ese que da a los páramos abiertos
allí donde no hay puertas
y las esquinas tienen alas
y el polvo se ha petrificado
entre las piedras que ríen versos
de tus manos ya libres
mira la nieve,  el sol de madrugada
los muertos ya se han ido
y las trampas son para las liebres
que corren nuestro sueño
entre los tulipanes
de ese jardín perdido
mira como los rayos mueven
los dedos de tus manos
juguemos a las luces
del poema
para que no se pierdan
esos números ocultos
de la música.

©Julie Sopetrán

sábado, agosto 29

FLOR DE SILENCIO




FLOR DE SILENCIO

Octava rima


Es una flor que muere en el olvido
y nadie escucha el eco de su llanto
porque queda el silencio consumido...
Sólo la luna, la convierte en canto.
Es la canción que ensalza lo vivido
y cubre la mañana con su manto
de silenciosa música divina
que a la par me consuela y reanima.

©Julie Sopetrán


lunes, agosto 17

A LA SAZÓN DEL VIENTO




A LA SAZÓN DEL VIENTO

Me duele tu tristeza, tu dolor me contagia
y aunque no me lo digas a solas te presiento;
mis sueños se deshacen en la flor de tu aliento:
pajarillo salvaje que canta la nostalgia.

Su canto es como un réquiem que todo lo presagia
revuela en esa fibra del puro sentimiento
que pena y llora a solas, a la sazón del viento
entre los aguaceros que transitan la magia.
                                                  

La lluvia en nuestros ojos cala el valle fecundo
retornamos al hueco de la insondable cueva:
paraísos, desiertos, en locura de mundos...

La congoja es el eco que más lejos nos lleva
nos pierde en las alturas, nos hunde en lo profundo:
es el dolor de Adán... y la tristeza de Eva.

©Julie Sopetrán

miércoles, julio 29

NADA ES IGUAL...





Como cuando era niña
jugando con mis cosas
retorno a ser la misma
el tiempo es nada
un círculo de instantes
un puñado de rosas
encima de la mesa
marchitadas...

Como cuando era niña
palpita el Universo
en la infinita luz
de tu mirada
y en los pétalos secos
con sus colores pálidos
aún percibo el olor
de las palabras...

Como cuando era niña
juguetes de la risa
en las transformaciones
sueños del alma
todo revuela al paso
vaivén de mariposa
en el dulce silencio
que es morada...

Como cuando era niña
jugando a ser mujer
estrenando esas horas
que no pasan
laberinto en el centro
de las ambigüedades...
donde estaba la niña
ya no hay nada.

©Julie Sopetrán